Tres ingredientes secretos en grandes historias

Tres ingredientes secretos en grandes historias

5000 3500 Escuela Radio Ambulante

Por Chris Brooks

(También conocido como: si el chef sueco de los Muppets fuera un gran inventor de historias).
Olvida lo grandioso. No sé nada de eso. Vamos a apuntarle a lo agradable . Se presenta una buena historia  para seducir a los dioses, para hacerlos cruzar los dedos, para lanzarse al agua  y atreverse a lo imposible. La historia no puede ser demasiado directa. Debe tratar de organizar las cosas oportunamente para atraer el espíritu de la historia. Es como volverse amigo de un gato callejero, puede tomar bastante tiempo, especialmente al principio… los gatos pueden ser caprichosos. Básicamente no les importas en absoluto.

1: Sentir, sentir a ciegas

Sentir lo que es pero sin saber qué es. Tener una corazonada sobre la dirección a la que la historia va.  Si SABES de qué se trata, no tiene sentido desarrollar la historia. Ríndete. La historia es la búsqueda, el viaje. Es un proceso, que no conduce explícitamente a un destino sino que apunta vagamente a la dirección correcta. El oyente debe completar el viaje. Tú no puedes insistir en ese punto de llegada, tampoco llegarás tú mismo hasta allí. Mal por ti. Entonces, ¿cómo saber si estás allí o no? No lo sabes. Qué vergüenza. Un autor atrapado con los pantalones abajo, ja, ja, ja. ¿Estás preparado para eso?

2: Un talismán.

Yo creo que hay que encontrar un talismán durante el proceso de pensamiento inicial y la investigación, y luego ponerlo sobre el editor de audio (eso, cuando llego a la edición a regañadientes). Es un objeto conectado de alguna manera con el tema, que emana una especie de fuerza magnética para empujar al autor de la historia hacia la miseria de la creación. Está cargado con la esencia del documental, pero en un momento del proceso creativo el alma (del talismán) abandona el cuerpo y vuela hacia la historia. Así que mi casa está llena de “talismanes de historias”, objetos que alguna vez tuvieron poder pero ahora son sólo objetos sin sentido. Son las historias la que tienen el poder ahora. O tal vez es sólo mi ego que coquetea con esa creencia. Podría ser, como dice mi esposa, que yo sólo lleno la casa de basura.

3: Cuidar, realmente cuidar.

4: Algo que te llame la atención.

Un sonido, una persona, o algo que alguien dice en el audio. Para que la historia esté a la altura de esa promesa.

5: Toma el riesgo, preferiblemente uno imposible.

Pronto te limitarán tus propios hábitos mentales, los alcances de ProTools, las risitas de tus colegas, así que asegúrate de que el salto inicial sea grande.

6: Suerte.

A propósito, cuando encuentres la melodía de la historia, piensa que eventualmente va a salir bien. Cuando es más como un ritmo que como una narración, significa que has encontrado el camino. ¿Pero hacia dónde va?

Ok, sé contar. Sé que hay más de 3 ingredientes… De todas formas, saltéalo todo, flambea con algunos excesos de la salsa de ProTools, ¡pruébalo! Cruza los dedos y sirve.

Sobre Chris Brookes

Chris Brookes es escritor, narrador y productor de radio independiente. Sus documentales han ganado más de cuarenta premios internacionales, incluyendo el Peabody Award y el Prix Italia, y han sido transmitidos por todo el mundo. Vive en St. John’s, Terranova, Canadá, donde dirige Battery Radio, una compañía de producción.

Este artículo fue traducido por Natalia Guerrero.

Imagen diseñada por visnezh / Freepik

La Escuela Radio Ambulante colabora con Transom.org, que ha compartido y traducido sus artículos para ayudarnos a educar y cultivar la comunidad de storytellers de habla hispana. Gracias a NEA por su apoyo en este proyecto.  Si quieres leer este artículo en inglés o ver otros recursos, visita Transom.org.