Entrevista

El arte de la pre-entrevista

3888 2592 Escuela Radio Ambulante

Por Sally Herships

Las pre-entrevistas pueden sentirse incómodas. “Hola, fulano, me gustaría pasar por alto todas las normas sociales y averiguar si tienes la información que necesito. ¿Podrías por favor decirme todos tus secretos más profundos y oscuros? Pero esta no es la entrevista de verdad y no tengo un montón de tiempo, así que si podemos hacerlo todo en, digamos, entre 3 y 7 minutos lo apreciaría enormemente. ¡Gracias!”.

Una pre-entrevista no es una entrevista. Es más bien un baile complejo. Les has dicho a tus personajes que quieres saber todo sobre ellos, o lo que sea que quieras saber. Ellos quieren contarte. Están listos para hablar. Y tú quieres que lo hagan… sólo que no del todo. Lo cual podrían no entender muy bien. Sin embargo, la razón es simple: la historia de una persona es como un beso. La primera vez siempre va a ser especial y única. Así que tu trabajo consiste en ir con cuidado, consiguiendo suficiente información para asegurarte de que tiene sentido seguir adelante.

Aquí hay algunos consejos concretos:

HAZ AUDICIONES.

Planear una historia de radio es como planear una película. Al principio haces tu storyboard. Piensas en tus escenas soñadas, el argumento y los personajes. Haces una lista de esos personajes. Si tu historia es una película, la pre-entrevista sería el equivalente a la audición. Y no todos los que participan consiguen el papel.

Hazte las siguientes preguntas durante la pre-entrevista para ayudarte a definir quiénes son los personajes indicados para tu historia:

¿Hablan bien?

¿Son entretenidos? ¿Dinámicos? ¿Cuando hablan, encantan a quien los escuche? ¿Es fácil de entenderlos? Quizás no. Quizá fueron entrenados por publicista mediocre que les enseñó a hablar en frases hechas y ahora usan más abreviaciones y jerga especializada. O tal vez sólo están nerviosos.

Si no estás seguro, o te preocupa, convierte tu pre-entrevista en un pequeño ensayo de tu historia. Utilízalo para ver si se pueden hacer ajustes. A menudo las personas piensan que necesitan sonar de cierta manera en la radio y cuando descubren que no, se sienten aliviadas y se oyen mejor.

¿Qué pasa si no hablan bien pero igual los tengo que entrevistar?

A veces la historia te exige que hables con una persona específica, porque él o ella es el experto que puede discutir sobre el precio de los cocos después del huracán Matthew, un cartel en México que está tratando de acorralar el mercado de aguacates, un recolector de flores con alergias, un dentista con el corazón roto, un economista de cítricos, lo que sea de lo que trata la historia. En ese caso…

EVITA EL DISCURSO CORPORATIVO/LENGUAJE ESPECIALIZADO/RAREZAS.

Uno de mis sueños como reportera es que no haya más abreviaciones. En cambio, el mundo del que sueño, mi mundo feliz tiene pasto verde. Los unicornios pastan junto a quebradas azules cristalinas y los expertos responden preguntas grandes e importantes, tomándose amablemente su tiempo de almuerzo para hablar con los periodistas en un lenguaje fácil de entender por los cualquier humano.

Pero a menudo este no es el caso. Así que cuando se trata de romper las fachadas de un mal hablado, yo soy muy poco creativa, tengo respuestas de rutina listas.

1: Hay una pregunta que mucha gente recomienda en estos casos:, ¿cómo podría explicarle esto a un niño?, pero para ser honesta, nunca me funcionó realmente bien a mí. Así que ahora tengo una nueva manera de preguntarlo: LA ABUELA. Les digo a los posibles entrevistados “la abuela está sentada en la esquina, en su sillón con su tejido. La abuela NO PUEDE ESPERAR para escuchar lo que tienes para contar, pero ella no sabe qué es ‘una identidad móvil’ o qué significa una ‘plataforma de distribución y publicación a través de la cual las promociones en las OTT o en pantallas múltiples llegan los consumidores. Explíqueselo a ella.”

2: Estos ejemplos son palabras reales que mis entrevistados me dijeron a mí, en voz alta, con sus propias bocas. “¡La abuela no puede entenderte! ¡No dejes tirada a la abuela!”.

Uno de mis ejemplos favoritos de cómo hacer esto bien es este clip de John Nielsen logrando que un experto apático hable sobre los peligros de la gripa aviar en el zoológico en idioma apto para humanos.

Escucha: “John Nielson entrevista a un experto”

Pero si no dejan de sonar como un robot de plástico monótono vomitando ruidos, es hora de traer un suplente.

ASEGÚRATE QUE ESTÁN BIEN PARA HABLAR DEL TEMA EN LA RADIO Y QUE SABEN DE QUÉ ESTÁN HABLANDO.

A veces estas conversaciones pueden requerir una sensibilidad especial. Recuerdo una vez, en una historia para Weekend America, en la que hablé con familias que habían perdido hijos adolescentes en incidentes relacionados con el alcohol. Quería encontrar al menos dos parejas de padres que hubieran reaccionado distinto ante esa pérdida. Ya sea por haberse endurecido frente a la bebida en edades tempranas o relajando sus reglas, con la esperanza de que sus hijos fueran más abiertos, en lugar de escabullirse para involucrarse en comportamientos potencialmente peligrosos.

Alguna otra vez quise visitar una base militar para ver cómo el ejército estaba rompiendo sus propias reglas respecto a cuál era el precio que debía fijarse para el tabaco. Le dije a mi contacto en el ejército lo que quería hacer exactamente y que los militares no saldrían muy bien librados.

Al final todas estas pre-entrevistas ahorraron tiempo y probablemente facilitaron las cosas. Para mí y para las fuentes. Mi contacto en el ejército me agradeció por advertirle y aunque tomó muchas notas durante mis entrevistas subsiguientes en la base, se me permitió el acceso a las personas y lugares que tenía en mente. Me gustaría pensar que las pre-entrevistas también ayudaron a preparar a las dos familias que habían perdido a sus hijos y que tuvieron la gracia de hablar sobre el tema del consumo de alcohol en menores de edad. Ellos sabían qué esperar al entrar en la conversación.

Por supuesto, hay toda una discusión sobre ética que podríamos tener aquí, pero mientras tanto, te podrías preocupar por sentirte agresivo o grosero. Para mí, es grosero no ser transparente al no informarles a los entrevistados exactamente de qué se trata. Es rudo no hacer preguntas. En última instancia, vas a estar representando a esta persona y contando su historia. Necesitas obtener los hechos como son.

Debes cerciorarte de que ellos también tengan los hechos correctos. No importa si se supone que ellos son los expertos. Si no estás seguro, pregúntales cuál es la fuente de la información que están citando. He aquí un ejemplo de una entrevista que le hice recientemente al director de un Departamento de Vehículos Motorizados de un estado (DMV, por sus siglas en inglés). En una entrevista anterior él había mencionado que cada vez menos millennials obtienen ahora licencias de conducir. Optan por enviarles un mensaje de texto a sus amigos o piden un Uber.

Escucha: “Sally y el tipo DMV”

Declaraciones como esta no me llenan de confianza. A veces de manera aterrorizante las personas que se supone que son expertos citan otras fuentes que citan otras fuentes que citan a otros expertos y terminan en un lugar surrealista y laxo de datos no confiables, como el mundo al revés en la serie de televisión “Stranger Things”.

En pocas palabras, antes de reservar tiempo en un costoso estudio y arriesgarte al enojo de tu editor, de hacer perder tiempo a tu fuente y perder el tuyo propio, confirma. Asegúrate de que tu entrevistado potencial sabe de lo que está hablando y está de acuerdo con que se grabe su historia. Y lo que es igualmente importante, que está de acuerdo con que se use su nombre completo. No dejes de preguntarle su nombre completo para la entrevista. Es probable que se sienta sorprendido, fuera de base y que diga que no quiere compartirlo. Mejor averiguarlo antes de estar en el estudio.

MANTENLO BREVE.

Puedes estar pensando que esto parece demasiado. Estoy confundido, ¿no se supone que las pre-entrevistas son breves? Sí, lo son. Pero breve es un concepto relativo y también depende de quién hará la entrevista final. Si estás haciendo la pre-entrevista para otra persona, un presentador o para otro reportero, puedes tomarte un poco más de tiempo. Después de todo, el entrevistado no hablará contigo durante la entrevista final. Claro, puede haber hablado contigo, pero con tu colega se sentirá como si fuera la primera vez que está contando su historia.

Entonces, ¿cómo sé cuándo parar la pre-entrevista? Lo siento, no hay respuesta científica para esto. Yo sigo mi instinto. Una vez que la gente comienza a decir cosas que yo quisieras que hubieran dicho al aire (cosas que sé que probablemente serán imposibles de hacer que repita), empiezo a sentir urticaria. Apenas llego a ese punto, cuando alguien dice algo, algo que yo no sabía, entonces es hora de parar. ¡Guárdalo para la entrevista! Frecuentemente un poco de suerte y un rezo involucrado.

HAZTE CARGO.

Sí, pero sigue hablando y hablando, ¿cómo puedo hacer que se detenga? Diciéndole que deje de hablar.
Le digo: “Voy a interrumpir groseramente ahora”. Entonces le explico por qué. Prepara al entrevistado y luego hazte cargo. Avísale al empezar que esta será una conversación corta. Como la gente de la radio tiene una comprensión muy diferente del tiempo que la mayoría de los mortales, también puedes advertirle a tu entrevistado que va a sentir que el tiempo pasa muy rápido.

ADEREZA TU RUDEZA.

Muchas veces esto no funciona. Y yo tengo que interrumpir, a menudo, varias veces. Ellos están tan emocionados con el tema en cuestión que quieren seguir hablando y hablando. Por lo tanto, ponle un poco de perejil. Adorna tu rudeza. Si lo haces bien, se sentirán halagados. “Dios, esto es tan maravilloso, quiero grabarlo!” o, “es porque queremos que suenes tan bien como sea posible durante la entrevista real. Vamos a guardarlo para la entrevista!”.
Bueno, tal vez no tienes que adular tanto, pero te puedes dar una idea. A veces los entrevistados entienden, a veces no. Pero lo más importante no es que les guste, es que suenen bien en la entrevista final.

¡TERMINANDO!

¡Uf! Lo hiciste. Terminaste. Pregunta si hay algo más que debas preguntar o que ellos quieran agregar; o si hay alguien más con quien debes hablar. Programa la entrevista y prepárate para escribir su historia.

Sobre Sally Herships

Sally Herships es reportera de Marketplace. También ha sido productora y reportera para la BBC, el New York Times, NPR, WNYC, y muchos otros programas y medios. Actualmente enseña escritura para radio en la Escuela de Periodismo Columbia University y en el Sarah Lawrence College, en Nueva York. Es presentadora del programa nocturno “Stories you can’t tell on the radio” y dirige el Radio Boot Camp en UnionDocs. Su proyecto de investigación “The Five Percent Rule”, emitido por el podcast HowSound de PRX, fue galardonado en 2011 con el Third Coast Award, en la categoría de Impacto en Radio, y como Mejor Informe Preparado en los Front Page Awards, del Newswomen’s Club of New york. También fue finalista de los premios de periodismo de investigación, IRE Awards.

Este artículo fue traducido por Natalia Guerrero.

La Escuela Radio Ambulante colabora con Transom.org, que ha compartido y traducido sus artículos para ayudarnos a educar y cultivar la comunidad de storytellers de habla hispana. Gracias a NEA por su apoyo en este proyecto.  Si quieres leer este artículo en inglés o ver otros recursos, visita Transom.org

Entrevistar para radio

1500 1000 Escuela Radio Ambulante

Silvia Viñas, Editora de Radio Ambulante, preparó este extraordinario módulo sobre cómo hacer una buena entrevista para radio. Son tres videos en los que habla sobre la investigación y la pre-entrevista, el tipo de preguntas que debemos hacer en una entrevista para audio, y finalmente, nos da unos consejos prácticos.

Al final de este módulo, puedes dejarle tus pregunta sobre este tema para Silvia.

1. La Pre-entrevista

La etapa de preparación antes de la entrevista vital para conseguir buen tape. Este video explora ese y otros conceptos, y profundiza en la investigación y la pre-entrevista.

Enlaces a recursos mencionados en este video: 

Daniel Alarcón, productor ejecutivo de Radio Ambulante, nos da ideas de cómo identificar una buena historia para audio: Cómo identificar una buena historia para audio

Explora la guía de Radio Ambulante sobre cómo escribir un pitch o propuesta de historia: Cómo proponer una historia

Escucha el episodio que Silvia analiza en este video y conoce el desenlace de la historia: Correa vs Crudo


2. Las Preguntas

Una vez que hayas investigado sobre el personaje y la historia, pasas a estructurar la entrevista. En este segundo video, Silvia te ayuda conceptualizar las preguntas para obtener un buen tape.


3. Los Consejos

En esta serie de videos aprenderemos cómo hacer una buena entrevista para una historia en audio. En el primer video vimos cómo deben prepararse con la investigación y la pre-entrevista. En el segundo video hablamos sobre el tipo de preguntas que deben hacer para conseguir buen tape, y en este tercer y último video, vamos a ver algunos “tips” para tener en cuenta durante la entrevista.

Silvia sugiere que leas “Antes de la primera pregunta” de Rob Rosenthal.

Pregúntale a Silvia

Y entonces ¿qué pasó?

626 417 Escuela Radio Ambulante

Introducción de Jay Allison: No hay otra voz como la de Scott Carrier. Scott fue nuestro primer invitado en  Transom y nos gusta cuando regresa por aquí. En 2013 publicó su libro llamado Prisoner of Zion. El libro teje sus recorridos por Afganistán y por su ciudad natal, Salt Lake City, mientras investiga los miedos apasionados, los mismos que impulsan las decisiones de los individuos y sus naciones. El libro de Scott también sugiere que todavía es posible aprender. Lee este extracto que compartimos en Transom, una lección maravillosamente sencilla para narradores.

Conocí a Najibullah Niazi en noviembre de 2001 en Mazar-i-Sharif, Afganistán. Me dijo que tenía 19 años pero realmente sólo tenía 17. Fue mi intérprete y guía durante las tres semanas que estuve allí, hasta que se me acabó el dinero. La historia de esas tres semanas es el inicio de mi nuevo libro “Prisionero de Sión”. El libro termina con Najibullah viniendo a Estados Unidos, a Orem, Utah, en 2007. Logramos que estudiara en la Universidad de Utah Valley, donde yo empezaba un trabajo como profesor. Así que mientras Najib aprendía a ser estudiante, yo aprendía a ser maestro, entre mormones. Él estaba estudiando negocios pero le insistí en que tomara una clase sobre dadaísmo con mi amigo, el poeta Alex Caldiero. Este fragmento hace parte del capítulo “Najibullah en América”:

Más adelante en la historia hago que Najib lea “Las aventuras de Huckleberry Finn” y “El guardián entre el centeno” y luego que escriba sobre ellos. Le ayudé con los textos, simplemente preguntándole “Y luego, ¿qué pasó?’. Después le pedí que escribiera lo que me decía. A pesar de que él había crecido en una sociedad tribal, primero bajo la ocupación soviética, luego en una guerra civil en la que murieron 13.000 personas, se identificó completamente con Huck y Holden. Pensó que Estados Unidos en 1800 era exactamente como es Afganistán hoy y que su viaje a Estados Unidos era como cuando Huck iba río abajo. Y, como Pashtun, compartía la angustia existencial de Holden. Además, fue capaz de escribir estas cosas en un estilo cautivador, demostrando  que las universidades funcionan donde la guerra no lo hace. Puedes escuchar más sobre esta historia en Hearing Voices.

Sobre Scott Carrier

Scott Carrier es autor, fotógrafo, profesor y productor de radio. Sus obras se pueden leer y escuchar en This American Life, Harper’s Magazine, NPR, Mother Jones y Esquire. Scott también fue el primer Mentor del Taller en línea de Transom.

Este artículo fue traducido por Natalia Guerrero

Imagen diseñada por welcomia / Freepik

La Escuela Radio Ambulante colabora con Transom, que ha compartido y traducido sus artículos para ayudarnos a educar y cultivar la comunidad de storytellers de habla hispana. Gracias a NEA por su apoyo en este proyecto.  Si quieres leer este artículo en inglés o ver otros recursos, visita Transom.org.

¿Cómo investigar una historia que te involucra emocionalmente? La experiencia de Luis Trelles.

1808 1204 Escuela Radio Ambulante

Luis Trelles, productor de Radio Ambulante, publicó recientemente el episodio “El final del viaje”, que cuenta la historia de la nueva era de la emigración cubana. Desde hace tres años, más de cien mil cubanos han atravesado Sur y Centroamérica a pie para llegar a Estados Unidos. En el episodio, Luis sigue el viaje de Ivo, un cubano de 38 años que quedó atascado en la mitad del viaje por una decisión política y se ve enfrentado a tomar decisiones que cambiarán su vida.

Además de grabar las entrevistas, Luis hizo una serie de videos 360 que retratan la cotidianidad del albergue donde Ivo y otros cubanos esperaban a que se definiera su situación migratoria.

“El final del viaje” ha sido uno de los episodios más descargados de la nueva temporada, y quisimos hacer esta entrevista corta con Luis para entender mejor cómo lo produjo. Creemos que es una conversación útil para quien esté planeando contar una historia con nosotros.

Luis, cuéntanos cómo llegaste a esta historia.

Usualmente me dedico a reportar historias caribeñas para Radio Ambulante, y siempre estoy pendiente del tema cubano.  A finales de 2015 me interesé en el caso de los “balseros de piedra”, esos migrantes cubanos que cruzan todo un continente para llegar a Estados Unidos en vez de intentar llegar por mar. La conocí porque justo hace dos años la travesía de cientos de cubanos se vio interrumpida cuando el ejército nicaragüense les cerró el paso en su camino hacia Estados Unidos.

Luego surgió la oportunidad de hacer un proyecto en conjunto con los colegas del Miami Herald y el medio independiente cubano 14ymedio.  Así fue como surgió una colaboración que nos llevó hasta el albergue de Panamá.

¿En qué situación estaban los cubanos que entrevistaste ahí?

Cuando llegué al albergue del gobierno panameño, los cubanos llevaban varios meses recluidos ahí, atrapados en una especie de limbo migratorio.  Habían hecho un recorrido muy peligroso de miles de millas a través de varios países de Sur América, y ahora estaban detenidos.  No querían regresar a Cuba y tampoco podían continuar su viaje hacia el norte.

¿Cuánto tiempo estuviste en ese lugar?

Pasé dos días en el albergue, grabando testimonios y documentando la cotidianidad.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención en el albergue?
¡La cubanía!  Ese espíritu cubano que logra encontrar momentos de alegría y celebración, aun en las circunstancias más difíciles.

¿Y qué fue lo más complicado de la investigación?

El futuro incierto de los migrantes cubanos, sobre todo tras la revocación de la política de “pies secos/pies mojados”, la orden ejecutiva que les permitía la entrada a Estados Unidos. Eso  les provocaba un sentido muy profundo de desesperación que se refleja en los testimonios.  Lo habían arriesgado todo para llegar a Estados Unidos, y no sabían si lograrían llegar.  Uno crea un sentido de empatía con la gente que entrevista, y fue muy difícil verlos en una situación tan angustiosa.

¿Has tenido noticias recientes de alguno de ellos? ¿Noticias recientes de Ivo?

Lamentablemente, he perdido contacto con casi todos los que entrevisté.  La última vez que hablé con Ivo, iba de camino a entregarse a la guardia fronteriza de Estados Unidos.  Luego supe que estaba en un centro de detención de migrantes en Texas.  Había solicitado asilo político, pero aún no sabía si ordenarían su deportación de vuelta a Cuba.

¿Cuál es la razón más común que te daban cuando les preguntabas por qué no habían decidido hacer el viaje en balsa?

Solo hay 90 millas de distancia entre Cuba y el estado de Florida, pero el mar que los separa es muy peligroso. Hay miles de cubanos que se han ahogado tratando de llegar en balsas, y muchos entrevistados me explicaron que no querían morir de esa manera.

¿En qué consistió el grant del Pulitzer Center?

El Centro Pulitzer Para La Cobertura En Zonas De Crisis apoya los trabajos de periodistas que trabajan en zonas de guerra o que cubren crisis humanitarias.  En el caso de la colaboración entre el Miami Herald, 14ymedio y Radio Ambulante, ellos subvencionarion el viaje que hicimos a Panamá para seguir la historia de los cubanos.

¿Es la primera vez que usas Whatsapp para hacer seguimiento a una investigación? ¿Cuáles fueron los pros y los contras? Por ejemplo, ¿en algún momento temiste que no ibas a volver a saber de Ivo?

Whatsapp fue fundamental para seguir la historia de Ivo.  Luego de entrevistarlo en el albergue panameño, Ivo se fugó y tuvo que cruzar varias fronteras clandestinamente.  Cada cierto tiempo me enviaba un mensaje por Whatsapp, pero dependía de que tuviera saldo en el teléfono, o que encontrara una señal de WiFi.  A veces la comunicación se hacía más esporádica, y eso me dejaba muy preocupado.  No sabía si lo habían detenido y deportado a Cuba.  Luego de cada mensaje me preguntaba si volvería a saber de él.

Para hablar de otro tema. Estabas en San Juan con tu familia cuando pasó el huracán María. ¿Has estado haciendo entrevistas para un posible episodio sobre el tema? ¿Qué es lo que más te ha impactado de los testimonios que has recogido hasta ahora?

Soy puertorriqueño, y he pasado las últimas semanas reportando sobre el Huracán María.  Afortunadamente mi familia está bien, aunque seguimos sin electricidad, como la vasta mayoría de los puertorriqueños.  En cuanto al proceso de reporteo, esta ha sido la historia más difícil de mi carrera.  Las limitaciones en Puerto Rico, la falta de electricidad y los problemas para conseguir señal de celular, han sido obstáculos muy grandes.  Más difícil aún es ver la isla tan destrozada.  Cada día salgo a grabar entrevistas con una piedra en la garganta.  Nunca pensé que vería a mi país tan destrozado.

Hace un par de semanas compartiste un adelanto de tu historia sobre Puerto Rico en el live show que organizamos en Nueva York. ¿Crees que compartirla ayuda a sanar un poco ese dolor?

El live show fue muy emocionante.  Ver a toda la gente que vino para apoyar los esfuerzos de recuperación en Puerto Rico, todos los periodistas y productores que donaron su tiempo y su talento, me conmovió. A mi me tocó presentar una historia sobre la manera en que Puerto Rico cayó en una especie de hoyo negro luego del huracán.  El live show me hizo sentir que no estamos solos.

Para terminar, ¿qué consejo le das a alguien que esté investigando una historia que lo involucra emocionalmente, como a ti la de los cubanos o la de Puerto Rico?

El tipo de historia que hacemos en Radio Ambulante se desarrolla a lo largo de varios meses. Son procesos que exigen un alto grado de intimidad con las personas que seguimos. Esta confianza se gana a través del acompañamiento y la empatía. En mi experiencia, es normal que en algún momento florezca algo parecido a la amistad. Sin embargo, es importante recordar que esta relación no nos exime de hacer preguntas difíciles y necesarias, incluso provocadoras o hasta retantes. Se trata de una ecuación complicada: como periodista es importante mantener una distancia necesaria para lograr un reportaje balanceado, pero también hay que tener una gran capacidad de sintonizar con las vivencias ajenas. Cada caso es distinto, pero saber calibrar esa relación entre distancia y cercanía es esencial.

De pasante a productor: ¿cómo es trabajar con Radio Ambulante?

960 640 Escuela Radio Ambulante

Si no conoces el mundo de la radio, no es tan simple saber qué exactamente es un productor. ¿Qué hace? Yo no lo entendía bien cuando lanzamos Radio Ambulante. Pero poco a poco se me ha hecho claro. El productor es la navaja suiza del proceso editorial – a veces cumple el papel de reportero, en otras ocasiones de editor, o de técnico de audio, o simplemente de consejero. Un productor puede ser el que rebota ideas, el que ayuda a preparar el reportero para una entrevista, el que sale a grabar sonido, el que corta audio, el que agarra seis horas de audio, una estructura básica conversada entre varios, y arma una mezcla. Cada historia es diferente. Es un trabajo complejo, dinámico, demandante en términos creativos e intelectuales, pero a veces invisible, sobretodo para los que no conocen estos procesos editoriales de cerca.

Entonces, nos pareció que quizá la mejor manera de aprender sobre este trabajo, sería conversar con Luis Fernando Vargas, que fue pasante de Radio Ambulante en la temporada pasada. Brilló en ese rol, y hoy es editor asistente. La historia con la que inauguramos este temporada, Ciudad Infinita, es la primera que Luis Fernando produjo junto, por supuesto, con el escritor Juan Manuel Robles.

Daniel Alarcón

Luis, ¿puedes contarnos un poco sobre lo que hacías antes de trabajar en Radio Ambulante?
Escribía mi tesis de licenciatura en periodismo —es sobre impresos anarquistas en Costa Rica— y estudiaba una especialidad en comunicación social. También escribía sobre arte y cultura para diferentes medios del país, y durante unos meses trabajé en una revista culinaria; irónicamente, porque soy el peor cocinero que conozco.

Cuando eras un oyente de Radio Ambulante, antes de trabajar con nosotros, ¿cómo pensabas que era el proceso editorial y qué te ha sorprendido?
Tal vez tenía una preconcepción por mi experiencia en medios ticos, donde los editores asumen un rol más “pasivo” en el desarrollo de las historias. Podría decirse que es un rol más de “supervisión y de aprobación final”. Entonces, lo más sorprendente para mí fue ver a Camila Segura, nuestra editora principal, revisando las transcripciones de las muchas horas de entrevistas para un episodio, buscando esos detalles que hacían falta. Eso es algo bastante inusual en mi país, y creo que en varios países de Latinoamérica.

En Radio Ambulante, las editoras acompañan a los productores en cada paso, en cada momento, hay una comunicación constante que me encanta, que nunca había tenido.Trabajar así es muy refrescante y uno nunca se siente solo, a la deriva.

¿Qué te motivó querer trabajar en Radio Ambulante?
Porque, ¡¿quién no querría trabajar en Radio Ambulante?! Lo que hacen es genial. Lo admiro muchísimo. Además, en Costa Rica, las oportunidades para hacer periodismo de largo aliento, narrativo, son casi nulas y siempre he gravitado más hacia esa parte: mi primer amor es la literatura, y, honestamente, el periodismo informativo nunca fue mi cosa favorita. Me aburría mucho.

¿Puedes describir el proceso de aprendizaje que has tenido? ¿Cómo te has integrado al equipo, y cómo ha cambiado tu rol desde que comenzaste en Radio Ambulante?
El proceso de aprendizaje es diario; más bien, es casi minuto a minuto. La experiencia que tenía en radio se resumía a la universidad, entonces, al inicio, fue tirarme al agua e intentar no ahogarme. Pero es fascinante porque siento que estoy aprendiendo a contar, a narrar. Claro, muchas veces los sentimientos son miedo, ansiedad, frustración, porque es un proceso de prueba y error. De equivocarse y aprender. Por suerte el equipo editorial es la paciencia hecha carne y hueso, y lo único que han hecho es motivarme y retarme.

Foto por: Andrés Fuentes

¿Puedes describir en qué consistió tu trabajo como productor de la historia “Ciudad infinita”? ¿Puedes darnos la lista de tareas o pasos para poder armarla? Y sobre todo, ¿puedes describir cómo fue el trabajo con Juan Manuel Robles?
Juan Manuel Robles envió el pitch. Daniel Alarcón se interesó mucho en la historia y me asignó como productor para que acompañara a Juan Manuel, quien tiene mucha experiencia en el medio escrito, pero no tanta en radio.

Lo primero fue sentarnos a discutir la historia, Juan Manuel y yo. ¿Qué queríamos contar específicamente? ¿Cuál era el arco narrativo que veíamos: dónde empezaba la historia y dónde terminaba? Juan Manuel elaboró un cuestionario para entrevistar al personaje –Oliver Perrottet–, y yo complementé con más preguntas para asegurarnos que obtendríamos todos los detalles que queríamos tener.

Una vez que Juan Manuel hizo las entrevistas, las oímos, las transcribimos, y nos sentamos a ver qué teníamos. Discutimos una escaleta, un esqueleto de la historia, escena por escena. Una vez que tuvimos esto listo, trabajé con Juan Manuel para que le contara la historia que teníamos en mente a Daniel, con lujo de detalle. Programamos la conversación y la grabamos. Mientras tanto, yo escuchaba, tomaba nota.

Luego me senté y uní todo: los audios de Juan Manuel, los audios del personaje, y escribí algunas de las líneas que narra Daniel, quien luego las adaptó a su voz. Por último Daniel y Camila editaron —fueron como dos o tres sesiones, no recuerdo muy bien—, afinamos detalles, hicimos los cambios necesarios y enviamos a mezclar.

¿Qué fue lo mas que te gustó del proceso editorial de esta historia?
Cuando Daniel me asignó el trabajo, yo no veía la historia ni qué era lo especial, lo interesante. Era escéptico. Entonces, lo que más me gustó fue encontrar lo atractivo de esta historia: descubrir qué motivaba al personaje, entender la relación que tenemos con los mapas y explorar cómo la cartografía influye en la construcción de nuestra identidad.

¿Cuál es la habilidad que más te ha servido que traías contigo antes de trabajar en Radio Ambulante? ¿Y cuál es la que has desarrollado durante el último año?
Más que habilidad, creo que es un interés: la literatura. Me ha ayudado a entender cómo enfocar y estructurar las historias. Y pues esto de narrar es algo que nunca se “aprende” del todo, pero he ido mejorando —creo (espero)—. Como dije antes, siento que todos los días aprendo algo nuevo o mejoro un poquito. Una cosa que he tratado de desarrollar es pensar cómo los recursos sonoros —efectos de sonido, silencios, música— pueden enriquecer una historia. Ahí voy, poco a poco; me gustaría aprender a usar mejor los silencios, experimentar más.

¿Cuáles son tus metas en Radio Ambulante?
Soy muy malo contestando esa pregunta de “¿dónde te ves en cinco años?”, porque siempre he andado extraviado por la vida; pero creo que es simple: quiero aprender, mejorar, y ser alguien que aporte al equipo, ser alguien en quien los demás puedan contar. Quiero ayudar a la organización a que siga narrando excelentes historias en la manera en que me sea posible. No puedo pedir más: soy privilegiado en poder participar en un proyecto tan especial como este.

¿Qué es lo que más te enorgullece de lo que has logrado en este año?
Creo que el hecho de ser parte del equipo me llena mucho. Es algo que nunca me imaginé posible. Lo que más me enorgullece es ayudar a los demás en lo que se pueda.

Y tal vez sonará tonto, pero si he logrado sacarle una risa a alguien en el equipo y alegrarle el día, lo consideraría un aporte que me enorgullece. Reírse me parece muy importante en este mundo tan triste.

¿Qué parte del proceso de editorial es lo más difícil para ti?
Sin duda sentarse a redactar los guiones. En especial los inicios. No me tengo suficiente paciencia.

¿Qué te ha ayudado mucho a aprender cómo ser productor?
Escuchar atentamente, sentir empatía, ser curioso, y, en especial, ver lo fascinante que pueden ser lo cotidiano. Alejandra Costamagna, una escritora chilena genial, dice, citando a Chéjov: “La gente está almorzando, almorzando nada más, y entre tanto cuaja su felicidad o se desmorona su vida”. Me parece que encontrar estos momentos es importantísimo, porque es ahí, en esa normalidad, donde las historias conectan con nosotros y nos dicen algo.

¿Cuáles podcasts escuchas? ¿De cuáles has aprendido más?
Siempre trato de aprender algo de los que escucho. Me encantan los sospechosos usuales: Invisibilia, Radiolab, This American Life, Snap Judgement. Tengo una debilidad especial por Note to Self, y amo a más no poder la sección Super Tech Support de Reply All. S-Town marcó mi vida, y Camila Segura me introdujo a Heavyweight y me encantaría ser tan “chiva” —es decir, increíble— como Jonathan Goldstein.

¿Con cuál persona del equipo colaboras más? ¿Qué es lo más importante que has aprendido de esa persona?
Trabajo muy cerca de Camila Segura y Silvia Viñas, las editoras. Son de las personas más dulces que he conocido. Amo trabajar con ellas. Y pues he aprendido de todo con ellas. En especial a trabajar en equipo. Y pues, Daniel es un sensei de cómo contar historias.

¡Esperamos tu próxima historia! ¡Gracias Luis Fernando! 

Sigue a Luis Fernando en Twitter

Fotografía por: Andrés Fuentes

Radio Ambulante visitó Colombia

1024 770 Escuela Radio Ambulante

Hace unas semanas, parte del equipo de Radio Ambulante participó en dos de los festivales sobre periodismo más importantes de Colombia: Colombia 4.0 y el Festival Gabo. No solo fue una oportunidad para conocer a otros periodistas talentosos de América Latina, sino que fue el momento para que algunos integrantes de nuestro equipo se vieran cara a cara por primera vez.

En ambos eventos, compartimos detalles del trabajo en Radio Ambulante y ahora nos encantaría compartir esas experiencias con ustedes.

Durante Colombia 4.0:

Nuestra CEO, Carolina Guerrero, participó en el conversatorio “¿Cómo innovar y no morir en el intento? El caso de Radio Ambulante”. Carolina describió seis puntos claves que ayudaron a Radio Ambulante a crecer y consolidarse como líder en la industria de podcasts en español. ¡Léelos aquí!

Como una extensión de esa conversación que inició en el evento Colombia 4.0, Carolina fue invitada al podcast de Alejandro Marín (themusicpimp), uno de los djs de radio más influyentes en Colombia. Allí hablaron sobre los primeros días de Radio Ambulante, cómo se hace un episodio, y la necesidad de producir más podcasts en Latinoamérica.

Durante Festival Gabo:

Durante el Festival Gabo, la editora general, Camila Segura, y el productor David Trujillo Patiño tuvieron una conversación reveladora acerca de la producción de un episodio: desde la propuesta inicial, el pitch, hasta la publicación.

Además, Camila presentó en vivo la historia “El otro, el mismo”, una de las más populares de Radio Ambulante. Fue emocionante sentir las reacciones del auditorio, estar ahí con quienes nos escuchan, compartir su sorpresa, su alegría, su expectativa. Definitivamente tenemos que hacer más shows en vivo: no saben cuánto disfrutamos encontrarnos con ustedes.

¿Estuvieron en alguno de los eventos? Cuéntennos lo que aprendieron.

 

Sigue a Carolina Guerrero, Camila Segura y David Trujillo.

Pitching: Proponiendo ideas de historias

640 426 Escuela Radio Ambulante

Por Ari Daniel

Introducción por Jay Allison: Durante años, el increíblemente versátil productor Ari Daniel, ha participado en el Taller de Historias de Transom, para contarles a los estudiantes cómo forjar una vida como independiente (freelance) en la radio pública y otros ambientes relacionados. Él conoce el arte de presentar un propuesta –lo que en inglés y en la industria se conoce como “pitch”- y ahora las escribe para ti. Aquí hay muy buenos consejos, además de un puñado de ejemplos de propuestas. Muy buena cosa si estás comenzando. ¡Mucha suerte!

Siete consejos

Probablemente tienes una historia dándote vueltas y la quieres hacer para radio. Presentarla es simplemente una cuestión de tomar esa idea de historia y traducirla de manera que logre que un editor o un programa quiera trabajar contigo para contarla.

Aquí hay siete guías/consejos para presentar tu historia.

1. ¿Cuál es tu historia?
Presentar una historia sobre una idea genérica, digamos un grupo de gente que pierde dinero en sus hipotecas de baja calidad, no es tan eficaz como si lo haces encontrando una o dos personas que experimenten esa situación y que puedan ilustrar la idea más ampliamente.

Por lo tanto, al presentarla, deja claro que has investigado suficiente para recolectar los detalles básicos de tu historia –quién o quiénes serán tus personajes, dónde ocurrirán las escenas, qué es lo que está en juego. Pero no investigues ni hagas más reportería de la cuenta hasta que tu propuesta haya sido aceptada. Quieres explorar suficiente para asegurarte que hay una historia real ahí, pero no quieres invertir demasiado tiempo en ella en caso de que tu propuesta sea rechazada.

Con ese fin, yo hago la mayor parte de mi investigación preliminar por correo electrónico y por teléfono. No empiezo a grabar hasta que mi propuesta haya sido aceptada. Un buen editor te ayudará a darles forma al enfoque y al tratamiento de tu historia y con eso llegarás preparado a tus entrevistas y a la grabación en el terreno. Por eso yo siempre espero para grabar cualquier cosa hasta que mi propuesta haya sido aceptada y haya acordado el enfoque de la historia con mi editor.

2. ¿Qué puedo ofrecer?
Si trabajas independiente (freelancer), puedes hacer cosas que muchas veces los periodistas contratados no tienen tiempo de hacer. Ya que probablemente no necesitas preocuparte por los giros del día, puedes tomarte el tiempo que necesitas para grabar las escenas desenvolviéndose y los personajes abriéndose y cambiando.

No te preocupes por los comunicados de prensa de última hora o estudios embargados que estén a punto de ser publicados. Lo más probable es que los periodistas contratados de planta cubran esos temas. A mí me gusta buscar historias que aún no están en el radar de las noticias. De hecho, la mayoría de mis ideas de historias surgen de conversaciones casuales. A veces alguien a quien estoy entrevistando sugiere que hable con un amigo o colega. Otras veces, noto algo curioso y eso me lleva a una historia.

Hace varios años, estaba entrevistando a un geoquímico en su laboratorio y vi un trébol gigante de cuatro hojas pegado al lado de uno de sus instrumentos. Le pregunté al respecto y me dijo que había tenido una estudiante con una extraña habilidad para encontrar tréboles de cuatro hojas en el mundo. Me puse en contacto con ella y terminé haciendo una historia sobre ella.

Ve a algún lugar en tu barrio que esté fuera de los circuitos transitados -un lugar sobre el que no hayas visto mucha cobertura- e inevitablemente comenzarás a descubrir historias. Historias que luego tú vas a proponer.

Encuentra una historia en alguna tierra lejana y postúlate para una subvención de viaje que cubra los costos para llegar hasta allí. Mejor aún: antes de que te postules, preséntale esa historia a algún programa (mira abajo cómo se hace) y consigue una carta de apoyo que diga que ellos editarán y publicarán la historia, con la financiación que tú consigas.

3. Identifica el programa adecuado para tu historia
Hay dos vías para esto. La primera es pensar dónde esperarías oír tu historia si estuvieras sintonizando el dial de tu radio o eligiendo un podcast. Ese es probablemente el programa al que quieres presentarle tu historia. (Puedes ver el sitio web de la Asociación de Independientes de la Radio (AIR) para ver la lista de cómo presentar propuestas a numerosos programas de radio pública). Escribe tu propuesta en el estilo de ese programa. Si es un programa que prioriza la narrativa sobre las noticias, asegúrate de presentar tu historia como sólo eso -una historia con personajes, escenas, el desarrollo de la trama. Si en cambio, es un programa que prefiere las noticias a la narrativa, explica en la propuesta qué hace a esa historia noticiosa (Puedes leer más al respecto en el punto #4).

Pero también puedes hacer lo contrario. Digamos que realmente quieres que tu historia salga al aire en Studio 360, un programa de la Radio Pública Nacional de Estados Unidos (NPR) en Nueva York.
Mientras exploras el mundo para encontrar historias, usa lo que sabes sobre el tipo de piezas que Studio 360 emite como un filtro para identificar las ideas que podrías presentar. Mientras haces la reportería previa e investigas, puedes incluso hacer preguntas para determinar si algo de lo que ha despertado su interés tiene el arte y la reflexión creativa necesaria para Studio 360.

4. Puñetazo y gancho

El asunto de tu correo electrónico a un editor debe decir: “Propuesta: xxx” donde “xxx” es el título de varias palabras de tu propuesta. Debe atraer la atención de tu editor. Algo así como “Lágrimas de Caribú” o “Usando mierda para salvar un ecosistema”.

Tu propuesta puede ser de varios párrafos de largo. Mantenla concisa y al punto. Demuestra que has hecho tu investigación agregando algunos detalles específicos. Por ejemplo, quería hacer una historia sobre la Conferencia Matemáticas Conjunta, cuando esa reunión -la más grande del mundo de matemáticas- tuvo lugar en Boston hace unos años. Sabía que necesitaba un ángulo que lo hiciera interesante para los oyentes. Así que llamé a varios matemáticos y a los organizadores de la conferencia de antemano y supe de una compañía de teatro matemático que estaba presentando una sesión sobre la probabilidad en los juegos de mesa y un taller sobre las matemáticas de la danza. Esos detalles ayudaron a diseñar la base de mi propuesta. Puedes escuchar la pieza final aquí.

Además, explica cuál será el arco narrativo de tu historia, a quién vas a entrevistar, qué escenas deseas capturar. Dale al editor una idea de cómo te imaginas la historia al aire.

Si hay alguna razón por la cual la historia necesita ser transmitida pronto, menciónala. Esto es lo que se llama un “gancho” de noticias. Tal vez tu historia está ligada a un evento que está ocurriendo. O vuélvete creativo y encuentra un aniversario, un cumpleaños o un día festivo relacionado. Una vez escribí una historia sobre el comportamiento de apareamiento de copépodos (un crustáceo acuático) a Here & Now, un programa de WBUR, la estación de NPR en Boston. Les dije que podían emitirla el día de San Valentín como una historia alternativa de citas. ¡Y lo hicieron!

5. Bueno y malo
Cuanto más propones mejor te vuelves. Y en la medida en que publicas adquieres un sentido más refinado de lo que funcionará o no al aire.

Aquí hay una frase de uno de las primeras propuestas que escribí. Me alegra que mi editor me hubiera dicho que no:

“Esta pieza se centrará en el arte, habilidad y técnica detrás de hacer flores, espirales y otros diseños con leche sobre el café”.

No hay detalle, ni sentido de la historia, ni tensión. Y todo el mundo ha oído hablar de esa idea -no hay nada que indique por qué mi historia tendría algo inesperado o sorprendente.

Ahora, echa un vistazo a esta frase de una propuesta que Matt Leslie, un estudiante de doctorado en el Instituto Scripps de Oceanografía, le envió a Atlantic Public Media:

“La ciencia que hago no sería posible sin una morgue especial de 30.000 delfines”.

¡Es mucho más tentador! No puedes esperar a saber más y escuchar la historia de Matt (que, por cierto, la puedes oír aquí)

Abajo puedes ver algunas de mis propuestas completas, junto con los enlaces a las historias que salieron al aire.

6. Mira el “No” como un “Sí” disfrazado
Al principio, tu editor puede responder con regularidad “no gracias”. Eso no es para nada preocupante. Asegúrate de saber por qué dijeron que no para que puedas mejorar tu propuesta la siguiente vez. Puedes intentar enviar la misma propuesta a un programa diferente para ver si muerden. (Está bien enviar la misma propuesta a varios programas secuencialmente, pero nunca simultáneamente). Sin embargo, mi recomendación es seguir adelante y tratar de proponerle a ese mismo editor y a ese mismo programa algo más. Eventualmente obtendrás un sí.

Y con el tiempo, desarrollarás una relación profesional con tu editor. Se convertirá en un ser humano al que le puedes pasar propuestas menos diseñadas para que te dé su opinión, a quien le puedes escribir para preguntarle si hay espacios que necesiten llenar en su programa, que te puede buscar para encomendarte una historia.

7. El pitch en un contexto más amplio como independiente
Presentar propuestas es esencial para quienes trabajan como freelances. Es como haces que tus historias salgan al aire. Y me ha parecido que este know-how o habilidad, es muy útil cuando también propones más allá de la radio pública. Puedes utilizar estos mismos consejos para proponer piezas de audio o multimedia (o series) a organizaciones sin fines de lucro, departamentos académicos, etc.

El objetivo es el mismo: pon en papel la idea que te tiene tan entusiasmado y consigue alguien más se emocione como tú.

Tres ejemplos de propuestas o “pitches” exitosos

Pitch 1: Para las personas mayores, el trabajo nunca termina
No vayas a Needham, Massachusetts, si quieres retirarte. El secretario de un oftalmólogo tiene 96 años. Un hombre de 78 años, llamado Paul, atiende la recepción del Boston Sports Club (BSC). Greta, de 89 años, trabaja en el gimnasio YMCA de día y en un centro para ancianos de noche. La empresa Vita Needle tiene 25 empleados de la tercera edad en su fábrica, la mayor tiene 98 años.

Y este fenómeno no es exclusivo de Needham. En Estados Unidos, cada vez más las personas mayores trabajan en labores manuales y no manuales. Según Simon Weitzman, un médico de Needham, “El trabajo es un paraguas; provee una manta, proporciona amor. Da calor. Ofrece todo lo que no tiene nada que ver con el dinero”. En resumen, ofrece sentido de la finalidad.

Aunque tal vez sea también un signo de nuestra cultura adicta al trabajo y nuestra única manera de encontrar nuestro propósito es a través de nuestro trabajo.

Me gustaría convertir estas ideas en una pieza de radio estructurada alrededor de una jornada de trabajo en Needham, comenzando por la mañana con Paul en el BSC, que abre las puertas a las 5 am, y terminando con Greta que trabaja el turno de noche en un centro para ancianos. Entrevistaré a estas personas de la tercera edad, así como al Dr. Weitzman y la Dra. Caitrin Lynch (profesora asistente del Olin College que está escribiendo un libro sobre Vita Needle) sobre las razones por las que los estadounidenses de edad muy avanzada siguen trabajando, y qué dice esto sobre nuestra sociedad adicta al trabajo.

Escucha la pieza final aquí.

Pitch 2: Los fósiles de Mistaken Point

En los escarpados acantilados de Mistaken Point, en Terranova, Canadá, el viento y las olas lamen las rocas poco a poco para revelar algunos fósiles extraordinarios. Estos fósiles ediacáricos son los restos más antiguos de la vida multicelular en nuestro planeta. Muestran el surgimiento de grandes animales en la Tierra hace más de 500 millones de años.

Pero Mistaken Point no es una historia puramente científica. También es una historia sobre cómo la ciencia y las comunidades locales pueden ayudarse mutuamente. En los años 80 y 90 -antes de que los fósiles fueran una gran cosa- los barrios que rodeaban a Mistaken Point y Trepassey, cayeron en una profunda crisis económica. La pesca de
bacalao se derrumbó y no había empleo. Pero Kit Park no iba a dejar que su comunidad se derrumbara. Sabía que Mistaken Point estaba cubierto de fósiles. Había conocido a un par de paleontólogos que le hablaron de su importancia y trabajó con ellos para crear una reserva ecológica gracias a la que ahora los fósiles están fuertemente protegidos.

Guy Narbonne, un paleontólogo de Queens College, Ontario, Canadá, hizo una presentación sobre cómo una comunidad debe proteger su patrimonio fósil. Unos días más tarde, un par de individuos de fuera de Terranova, entraron al parque y trataron de arrancar un espécimen importante usando sierras con puntas de diamante. Kit Park vio lo que estaba sucediendo y logró detenerlos cuando ya habían completado cerca del 80% del trabajo.

Se ha corrido la voz sobre los fósiles de Mistaken Point. Hay un centro de visitantes que ofrece visitas guiadas. Y los turistas acuden por millares cada año. Ha rejuvenecido económicamente a esta comunidad y los lugareños han encontrado un par de fósiles enormemente maravillosos para los científicos que trabajan aquí. Es una asociación entre la ciencia, el gobierno y la comunidad.

Escucha la pieza final aquí.

Pitch 3: Hay talento en todas partes

Cada año, los laboratorios de ciencias en Estados Unidos tiran a la basura cantidades enormes de equipos costosos que menudo son reutilizables. A veces cuesta más reparar una máquina que reemplazarla. Otras veces, hay un nuevo modelo disponible. Y cuando una empresa de biotecnología se apaga, todos los materiales se botan.

Tubos de ensayo, placas de Petri, secuenciadores de ADN, espectrómetros de masas, cromatógrafos de gases, centrifugadoras, microscopios electrónicos… todos terminan en la basura.

Mientras tanto, en países como Ghana y Malí, los científicos carecen de todas las herramientas más básicas para abordar problemas locales como: identificación de compuestos antibacterianos y antiprotozoarios; La investigación de la malaria, la leishmaniasis (relacionada con la enfermedad del sueño africana), la tuberculosis, la diabetes y la hipertensión; así como para caracterizar tanto el contenido nutricional como el contenido de plaguicidas de los alimentos locales.

Seeding Labs, un grupo sin ánimo de lucro en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, fundado por Nina Dudnik. Durante su doctorado, Dudnik pasó un año haciendo investigación en un laboratorio en Costa de Marfil, en África. Los técnicos allí le enseñaron sus técnicas en genética molecular, pero lavaban las mismas piezas de cristalería una y otra vez para poder hacer sus experimentos. De vuelta en Estados Unidos, sus compañeros de estudio y sus colegas estaban asombrados de que hubiera ciencia de verdad pasando en África Occidental.

Dudnik se dio cuenta de que tenía que hacer algo para generar consciencia entre la gente, no sólo de la ciencia, sino de las necesidades de los científicos de países en desarrollo.

La idea central de Seeding Labs es que hay talento en todas partes. Conectan los recursos de laboratorios en países de Occidente con las necesidades de los laboratorios en el mundo en desarrollo.

Un grupo de científicos de Ghana y Malí estará en Boston durante unas semanas este verano para trabajar con Seedling Labs. Planeo entrevistar algunos de ellos y aprender sobre sus proyectos de regreso a casa; visitar un laboratorio local en Boston donde el equipo está siendo desechado y hablar con Nina Dudnik para aprender sobre cómo comenzó su organización y cómo ha crecido, cuál es su motivación y qué tan eficaz se ha vuelto.

Escuche la pieza final aquí.

Estás despierto
Ok, ahora es tu turno. Párate en el montículo y lanza una par de bolas rápidas. Prueba hacer una curva. Y luego, una vez que tu propuesta sea aceptada, conviértete en bateador y golpea hasta afuera del parque. Buena suerte.

Sobre Ari Daniel
Ari Daniel siempre se ha sentido atraído por el mundo natural. Cuando estudiaba en la universidad, entrenó cachorros de foca gris (Halichoerus grypus) para su Maestría en la Universidad de St. Andrews, en Escocia. También ayudó a marcar a las orcas salvajes noruegas (Orcinus orca) para su doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el Instituto Oceanográfico Woods Hole. Ahora, como reportero científico de la radio pública y el programa de televisión pública de ciencia “NOVA”, Ari hace el registro de una especie para la que está mejor equipado para entender: el Homo sapiens. Cuando estaba en quinto grado Ari se ganó el premio a la “Sonrisa más contagiosa”. Puedes encontrar más información sobre el trabajo de Ari en su página web.

Este artículo fue traducido por Natalia Guerrero.

La Escuela Radio Ambulante colabora con Transom.org, que ha compartido y traducido sus artículos para ayudarnos a educar y cultivar la comunidad de storytellers de habla hispana. Gracias a NEA por su apoyo en este proyecto.  Si quieres leer este artículo en inglés o ver otros recursos, visita Transom.org